Dos historias de inspiración

La primera, la de un africano construyendo un molino de viento que le permite extraer agua para regar las secas tierras de su familia y poder tener comida y la segunda, la de un millonario y visionario. Uno más conocido que el otro. Dos polos opuestos de una misma realidad, la realidad de tener fe, de poder llevar a cabo nuestros sueños, la de permanecer y perseverar, la de asumir nuevos retos, la de creer en sí mismo, la de vivir. Dos historias que me encuentro este 1 de enero de 2010 y que quiero compartir, William Kamkwamba y Steve Jobs.

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: Samuel Fernando Ricardo Ruiz.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a Loading que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Artículos Relacionados

SUSCRÍBETE


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad